Las faldas de este otoño-invierno 2020/21

Unos de los fondos de armario que no pueden faltar son las faldas. Las hay de muchos tipos y estilos, hasta el punto que la variedad puede crear indecisión. Vamos a ver las posibilidades de la temporada de faldas de este otoño -invierno 2020/21 y cómo podemos usarlas sacándoles partido.

La falda lápiz

Se ajustan al cuerpo, es de cintura alta y llega hasta las rodillas o justo debajo. Perfecta para conseguir un look sofisticado o para ocasiones normales, aunque también es apta para un estilo casual dependiendo de las prendas con las que se combine. Sienta bien a las siluetas en forma de reloj de arena, sacando partido a las curvas.

De corte A

Este tipo de falda es útil en caso de tener caderas anchas pero cintura estrecha. En el caso de no tener curvas, las crea, y si se tienen, las potencia todavía más. La camisa o el top que se lleven con las faldas de corte A, deberán ir por dentro.

Asimétrica

Esta falda aporta profundidad a la silueta y reduce volumen. Puede ser larga o corta, y siempre estiliza la parte inferior del cuerpo. Resalta las piernas y da un toque  divertido al look.

Larga Maxi

Esta falda tiene un largo que puede ir desde la parte inferior de la pantorrilla hasta el suelo. Crea un efecto óptico que alarga la silueta, haciéndote parecer más alta. Independientemente de su estampado o tejido, una falda larga maxi aporta un plus a tu armario. 

Falda midi

Es la que su dobladillo llega desde la rodilla hasta la mitad de la pantorrilla, aproximadamente. Encaja muy bien en los estilos sobrios  y discretos, son muy femeninas. En otoño e invierno quedan muy bien con botas de piel altas y combinadas con camisas de corte masculino.

Plisada

El plisado se creó y patentó en 1909, doblando la tela y aplicando presión. Sigue estando de moda, y aporta volumen de cintura para abajo, por lo que está recomendada para mujeres muy delgadas. La falda plisada suele atraer las miradas, sobre todo si además es larga. 

La skater

Es una falda corta que debe su nombre a las patinadoras. Queda bien para disimular volumen, o para aportar un toque infantil al look. Combinada con prendas de corte masculino se consigue un efecto interesante.

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.